¿Cuál es la actitud Budista hacia las mujeres?


¿Cuál es la actitud Budista hacia las mujeres?

Mujer MeditandoPrimera y principalmente, las mujeres son vistas como seres humanos sujetas al nacimiento, el envejecimiento, la enfermedad y la muerte: seres susceptibles al sufrimiento y con la habilidad y la oportunidad de transcenderlo. El Buda puso bastante claro que la capacidad para la iluminación no está basada en el género. Está presente como una virtud del nacimiento humano y las mujeres son vistas con el mismo potencial espiritual que el hombre.

Teniendo en cuenta esta capacidad espiritual, el Buda dio a las mujeres que deseaban dedicarse de todo corazón a su entrenamiento la oportunidad de convertirse en monásticas. Este paso una gran cantidad de tiempo enseñando a mujeres, tanto monásticas como laicas, y no guardo para sí ninguna enseñanza basándose en el género.

Pero la aserción del Buda sobre la equidad espiritual no dirigió a este a advocar cambios radicales en el orden social dominado por hombres. Este se reservó su criticismo social por lo que parecía ser la cualidad social más perniciosa: el sistema de castas. Interesantemente, en la Sangha, el área en donde el Buda tiene el poder de establecer la convenciones que gobiernan las relaciones entre hombres y mujeres, el no opto por la igualdad. El Buda estableció relaciones entre las dos órdenes monásticas de tal forma que la orden de monjas, que fue establecida posteriormente que la de los monjes, fuera considerada como su hermana menor. El Buda juzgo que este tipo de mediana jerarquía, protegía en contra del abuso por incorporaciones de chequeo y balance de la disciplina Vinaya, era la mejor forma de gobernar a las comunidades renunciantes, y una de las más aceptadas en la sociedad en general.

Más preguntas y respuestas AQUÍ

Fuente:

  • Without and Within – Ajahn Jaysaro

Ryokan Opina

Desde el punto de vista de los laicos, en el Singalaka Sutta el Buda hace referencia sobre algunos aspectos a considerar por el marido hacia su esposa y viceversa:

[30] “En cinco formas, hijo de dueño de casa, el esposo debería asistir a la esposa como la dirección oeste: (1) honrándola, (2) respetándola, (3) no siendo infiel, (4) dándole autoridad, y (5) proveyéndola de adornos.

“La esposa, hijo de dueño de casa, asistida por el esposo en estas cinco formas como la dirección oeste, asiste al esposo en cinco formas: (1) realizando su trabajo bien, (2) siendo hospitalaria, (3) no siendo infiel, (4) administrando bien, y (5) siendo hábil y diligente en todas las tareas.

“En estas cinco formas, hijo de dueño de casa, la esposa asiste al esposo y el esposo asiste a la esposa como la dirección oeste. Así la dirección oeste está cubierta, segura, sin miedo. – Singalaka Sutta

En el Soma Sutta Mara intenta infundir duda en la bhikkhuni Soma durante su meditación al afirmarle que las mujeres no pueden alcanzar la ilumianción. A lo que Soma le responde:

¿Qué importancia tiene la feiminidad.
Cuando la mente esta bien concentrada
Cuando el conocimiento fluye incesantemente
Cuando uno ve claramente dentro del Dhamma

Aquél a quien se le pudiera ocurrir
‘soy una mujer’ o ‘soy un hombre’
o ‘soy nada en la absoluto’ –
Es una afirmación que encaja a Mara Soma Sutta

En este sutta podemos comprobar de que manera el genero resulta irrelevante a la hora de alcanzar la iluminación.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.