¿Pueden las mujeres convertirse en monásticas Budistas?


¿Pueden las mujeres convertirse en monásticas?

Maha Pajapati Gotami solicitando permiso al Buda para establecer la orden de monjas (Bhikkhuni Sasana)

Maha Pajapati Gotami solicitando permiso al Buda para establecer la orden de monjas (Bhikkhuni Sasana)

Sí, las mujeres pueden dirigir una vida monástica, dedicando su vida al estudio y la práctica de las enseñanzas Budistas, pero no exactamente de la misma manera en que lo hicieron las monjas de generaciones pasadas. Desafortunadamente, la orden de monjas original, la Sangha de Bhikkhunis, se extinguió hace más de mil años. El punto de vista predominante (aunque no unánime) en los países de Budismo Theravada es que revivir la orden de bhikkhunis no es posible, ya que los requerimientos definidos por el Buda para la ordenación de  bhikkhunis no pueden ser completados. Siendo el Theravada una tradición que se define por su actitud conservadora hacia los textos, no es sorpresa que sobrepasar las instrucciones del Buda es considerado impensable por la mayoría de sus monjes. Como alternativa a la ordenación de bhikkhuni, los países Theravada han establecidos su propias instrucciones cuasi-monasticas para mujeres con fé. En Tailandia esta institución es la orden de hábito blanco ‘mae chee’.

La visión ortodoxa sobre el resurgimiento de la orden de las bhikkhuni no es universalmente aceptada.  En los últimos años un movimiento para reestablecer la orden de bhikkhuni, mayormente instigado por mujeres Budistas de países occidentales, ha empezado a crecer. Un número creciente de mujeres viven como bhikkhunis, una pequeña cantidad de las cuales residen en Tailandia.

¿Has existido alguna orden de Bhikkhunis en Tailandia?

Para el tiempo en que el primer reino Tailandes fue establecido en el siglo 12 en Sukhothai, la orden Bhikkhuni ya se había extinto. Es posible que aproximadamente unos mil años atrás, durante la primera ola de propagación Budista en lo que hoy en día es Tailandia central, las bhikkhunis hayan jugado algun papel, pero no existe un registro histórico fiable de esto.  Ciertamente, no hay memoria cultural Tailandesa de una “era de oro” Budista en donde la Sangha estuviese constituida de ambos, bhikkhus y bhikkhunis. Esto quizás nos ayuda a entender la actitud Tailandesa frente al resurgimiento de la orden de bhikkhunis.

Más preguntas y respuestas AQUÍ

Fuente:

  • Without and Within – Ajahn Jayasaro

Ryokan Opina

La primera ordenación de bhikkhunis del resurgimiento contemporáneo de la orden fue en la India, año 1996, a diez monjas de Sri Lanka por parte de la Sociedad Mahabodhi y asistidos por monjes y monjas de Corea. A partir de este momento esta orden ha estado en constante crecimiento, en Sri Lanka se han ordenado más de 500 mujeres, las cuales han recibido apoyo de algunos monjes y devotos. Sin embargo al día de hoy aún no han recibido el reconocimiento oficial por parte de su gobierno o el mahanayaka theras, las cabecillas de la fraternidad de monjes.

Parte de los argumentos de la posición ortodoxa consiste en que los estados necesarios para la ordenación como bhikkhuni no pueden ser completados como fue preescrito, estos son, pabbajja (la ordenación como novicia), sikkhamana (entrenamiento en el cual se prepara a la candidata para la completa ordenación) y upasampada (la completa ordenación como bhikkhuni).

Luego del establecimiento inicial de la orden de bhikkhuni por el Buda (en esta etapa no había diferenciación entre el pabbajja y el upasampada), el ordenamiento como pabbajja era realizado por las bhikkhunis, la visión ortodoxa comenta que cuando una mujer solicitaba al Buda ser admitida al Sangha este no proporcionaba por sí mismo el pabajja ni solicitaba esta tarea a uno de sus monjes senior, sino que la enviaba hacia donde las bhikkhunis. Textos tardíos indican que está prohibido que los bhikkhus den el pabbajja. El segundo obstáculo, el sikkhamana, los conservadores expertos del Vinaya afirman que este era un requerimiento en el cual la novicia debía someterse a un periodo de entrenamiento de dos años antes de asumir el upasampada. Este acto debe ser llevado a cabo por la Sangha de Bhikkhunis y no por la Sangha de Bhikkhus; debido a la ausencia de la Sangha de Bhikkhuni ya no es posible asumir el sikkhamana, y sin esto no es posible asumir el upasampada al no cumplir con el entrenamiento prescrito.

Según afirman los expertos del Vinaya, tras la ausencia de la Sangha Bhikkhuni Theravada, los dos primero requisitos para la ordenación de bhikkhunis no pueden completarse, y por tanto la ordenación como bhikkhuni no puede llevarse a cabo.

Esto es una explicación breve y simplificada de un tema extenso y complejo. Si deseas seguir abundando sobre las distintas matices e implicaciones de este tema puedes consultar este documento (en inglés) por Bhikkhu Bodhi.

~Ryokan

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.