¿Cuál es el propósito de la ronda de recolección de comida (pindabat)?


¿Cuál es el propósito de la ronda de recolección de comida (pindabat)?

Monjes de la tradición del bosque durante la ronda de comida o pindabat, en la comunidad de Bung Wai

Monjes de la tradición del bosque durante la ronda de comida o pindabat, en la comunidad de Bung Wai

Los Budistas consideran que el trabajo de los monásticos (el estudio, la práctica y la enseñanza del Dhamma) es tan importante, que estos deberían ser libres de desempeñarlas sin ninguna preocupación por los materiales básicos necesarios para la vida. Los laicos creen que se adquiere mucho mérito al ofrecer material de soporte a la Sangha.

El Buda diseño la disciplina monástica de tal manera que previniese que los monjes se separarán completamente  del mundo. Las reglas de entrenamiento que trata sobre la comida juega un rol importante en completar este objetivo. Una regla, por ejemplo, estipula que los monjes solamente pueden comer lo que ha sido formalmente ofrecido a estos, y deben de consumirla en la misma mañana en que fue ofrecida. Esto asegura el contacto diario entre los monásticos y los laicos, y significa que aún los monasterios del bosque más remotos son establecidos dentro de una distancia considerable para caminar hasta el pueblo. Pindabat es la expresión diaria de la relación simbiótica entre el Sangha y la comunidad Budista laica. Al caminar a través de los poblados locales, los monjes reciben su sustento diario, y el laicado, en el acto de dar a estos, recuerdan los valores morales y espirituales.

Pindabat es de beneficio espiritual para ambos, los monásticos y el laicado. Para los monjes sinceros, es un conmovedor recordatorio de humildad y generosidad que les permite dirigir una vida monástica. Los inspira a expresar su apreciación de la fé puesta en ellos a través de la diligencia en la ejecución de sus deberes. Pindabat les da a los laicos Budistas la oportunidad de empezar sus días con un acto de generosidad. Estos sienten la alegría de dar y el contento de haber contribuido al bienestar de los monjes que respetan. Es por igual una oportunidad para ellos de dedicar el mérito que surge de su bondad hacia sus amados que ya han partido. Muchos padres enseñan a sus hijos a colocar comida en los cuencos de los monjes desde una edad muy temprana, introduciendo al niño al monacato a través de una actividad que ellos consideran especial, y que crea un sentido de familiaridad y conexión.

Un padre compartiendo de la actividad de generosidad con sus hijos.

Un padre compartiendo de la actividad de generosidad con sus hijos, mientras dan arroz a Ajahn Amaro

Más preguntas y respuestas AQUI

Fuente:

  • Without and Within – Ajahn Jayasaro

 

Ryokan Opina

Tuve la oportunidad de acompañar a los monjes durante su ronda de recolección de alimentos, debo decir que fue una de las experiencias más conmovedoras que he tenido en mi vida; ver como personas tan humildes brindan alimento a los monjes, con tan buena disposición y alegría es algo que nos llena el corazón. Algunos brindan algo tan sencillo como una pequeña cantidad de arroz, pero que se convierte en mucho cuando vemos la generosidad colectiva en función, los monjes reciben lo suficiente como para compartir la comida con otras personas, laicos e incluso animales, nada se desperdicia; sin lugar a dudas es una práctica de unión con las personas y el desarrollo de la virtud.

~Ryokan

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.