¿Cuál es el propósito del celibato monástico?


¿Cuál es el propósito del celibato monástico?

La Sangha fue establecida por el Buddha para aquellos queriendo dedicarse completamente al camino del despertar. El Buda diseño la vida monástica para que fuera de simplicidad radical, con la cantidad mínima de distracciones innecesarias. Apegos románticos, relaciones sexuales, y su resultado usual –crianza- son todos incompatibles con el entrenamiento que él estableció. Ello por igual comprometería la relación simbiótica (concebida por el Buda) entre la orden mendicante y la sociedad en general.

El Buda descubrió que las formas más sutiles de felicidad y la experiencia de verdadero bienestar son raramente accesibles, y siempre insostenibles, mientras indultemos en los placeres sensuales. Él insistió en que la Sangha fuese célibe en orden de permitir  a los monásticos la oportunidad de investigar el impulso sexual como un fenómeno condicionado y aprender como renunciar a la identificación con este.

El Buda reveló que con la madurez espiritual el instinto sexual no encuentra ningún punto de apoyo y se desvanece. Los deseos sexuales, percepciones y pensamientos no solo son obstáculos de la liberación, pero deben su existencia a una ignorancia profunda de cómo son las cosas, esta ignorancia es lo que los monásticos intentan eliminar, y por tanto eligen dirigir una vida célibe.

¿No es innatural para los monásticos ser célibe?

Sí, si “innatural” significa actuar en formas que ignoran o sustituyen los instintos humanos más básicos. Pero es generalmente aceptado que la civilización humana evolucionó a su nivel actual precisamente debido a la habilidad humana de ir más allá que lo dado, de ser inteligentemente “innatural”. Podría argumentarse que la aspiración humana de gobernar los instintos básicos es experimentada en la mente en forma tan natural como los instintos son experimentados en el cuerpo. El impulso sexual es quizás el instinto humano más fuerte y aprender como relacionarnos con este en una forma hábil es un gran desafío. En la Sangha Tailandesa, los monásticos que se encuentran incapaces o poco dispuestos de mantenerse en el celibato, vuelven a la vida de laicos sin ninguna vergüenza o criticismo.

Más preguntas y respuestas AQUÍ

Fuente:

  • Without and Within – Ajahn Jayasaro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.