¿Está el Budismo demasiado enfocado en el individuo y descuida su dimensión social?


¿Está el Budismo demasiado enfocado en el individuo y descuida su dimensión social?

Budismo social - Dalai Lama Tenzin Gyatso reunido con Obama, Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza

Dalai Lama Tenzin Gyatso reunido con Obama, Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza

El término “Budismo”  es de uso moderno. El Buda mismo se refirió a sus enseñanzas como Dhamma-Vinaya, “Vinaya” refiriéndose al medio mediante el cual se puede crear un ambiente externo con condiciones óptimas para el estudio, practica y realización del Dhamma. Vinaya alcanza su apogeo en las reglas y regulaciones que gobiernan la vida monástica Budista, pero es a la vez aplicable a groso modo en la sociedad. En este último contexto, el Vinaya toma forma en leyes, costumbres,  y convenciones que soportan la reducción de la avaricia, el odio y el engaño en las comunidades, y fomenta el crecimiento de la justicia, la paz y la armonía.

Los estudiantes de los textos Budistas primarios encuentran un gran número de enseñanzas que tratan con la dimensión social del Dhamma. Esta área del Budismo ha sido quizás descuidada por los escritores occidentales que han estado mucho más interesados en las enseñanzas de meditación. Deseando un Budismo libre del “bagaje cultural” asiático, ellos han terminado a veces con una visión incompleta y reduccionista del Dhamma-Vinaya.

Para ser justos, debemos de admitir que los líderes de las naciones modernas Budistas han tenido el mismo error. En Tailandia, los dioses del mercado libre ejercen más influencia que los principios del Vinaya. Ganancias fugaces son vistas generalmente como metas más prácticas y provechosas que aquellas de bienestar prolongado.

Más preguntas y respuestas AQUÍ

Fuente:

  • Without and Within – Ajahn Jayasaro

 

Ryokan Opina

A pesar de que estado y religión siempre deberan ser dos temas completamente separados, no hay duda de que muchas posiciones y perspectivas Budistas podrían de ser beneficiosas desde el foco del estado y la nación. El ejemplo más antiguo es el reino de Ashoka, abiertamente Budista, según dice la historia este: “había abrazado las enseñanzas del budismo, dando paso a una nueva y revolucionaria política que quedó condensada en los conocidos como “Edictos de Ashoka”, una serie de leyes que quedaron labradas en lo que probablemente fueron decenas de columnas por toda la India.

Siguiendo y buscando el concepto del ‘dharma’, una verdad universal, los nuevos edictos establecían conductas morales, sociales y religiosas para todos los súbditos de Ashoka, buscando el bien común y la felicidad de los mortales. Desde la ayuda al prójimo, el respeto a los animales, las ventajas del budismo hasta la perfecta armonía natural mediante caminos rodeados de árboles Ashoka trató de enmendar su pasado manchado de sangre mediante la propagación de aquellas nuevas ideas del budismo, la meditación y una línea religiosa y pacifista que pudiera unificar a su imperio y sus gentes de una forma más fuerte y justa que mediante la espada.” -Fuente

~Ryokan

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.