¿Tenía el Buda poderes psíquicos? 2


Representación del Buda en su encuentro con el asesino Angulimala

Representación del Buda en su encuentro con el asesino Angulimala, que a pesar de correr su hostilidad no podia alcanzar a el Buda

El Buda poseía muchos poderes psíquicos extraordinarios. Estas capacidades psíquicas podrían ser como resultado de un entrenamiento intensivo de la mente (aunque no siempre), e incluso hoy en día, existen meditadores avanzados quienes poseen tales capacidades. El Buda utilizó sus poderes psíquicos con moderación, usualmente como herramienta de ayuda para enseñar cuando todos los demás métodos resultaban inefectivos. El ejemplo más destacado es el ocurrido en su encuentro con el notorio asesino Angulimala. El Buda consideró que la “Fe” que las personas obtenían por ver estos ‘milagros’ usualmente las desviaba del camino de la sabiduría en vez de dirigirlas. Por esta razón, prohibió a los monjes de revelar sus poderes psíquicos a los laicos. La posesión de poderes psíquicos puede convertirse en algo perjudicial. El Buda advirtió a sus discípulos de no considerar estas como metas de la vida espiritual.

Más preguntas y respuestas AQUÍ

Fuente: 

  •  Without and Within – Ajahn Jayasaro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 ideas sobre “¿Tenía el Buda poderes psíquicos?

  • Gabriel Blas

    Muy acertado pero que hacer cuando los presentimientos son demasiados y duros? Si el entrenamiento se da por añaduria o por desesperacion pero se da sin embargo a veces con tantas cosas involucradas en este dificil mundo a veces son demasiadas cosas y ni modo de recurrir a los quimicos psiquiatricos porque en mi caso suceden cosas inusuales.

  • Ryokan Autor

    Hola Gabriel,

    ¿A qué te refieres con presentimientos? ¿Cómo esto afecta tu vida diaria?

    Durante la meditación podemos llegar a experimentar muchas cosas extrañas; y a veces cometemos el error de empeñarnos en explicarlas o darles algún significado.

    Cualquier experiencia que tengamos durante la meditación debe de ser tratada como cualquier otra experiencia (fisica y/o emocional), la observamos, la notamos y continuamos con nuestra meditación. Exaltarlas u obsersionarnos con estas es un error muy común, simplemente debemos dejalas ir y volver a nuestra meditación.

    Si tienes algún tipo de reacción adversa (mental o física) luego de la meditación, que persiste en el tiempo y afecta tu vida diaria, entonces debes detener tu practica de meditación y buscar la ayuda de un profesional.

    Saludos.